Subscribe to our RSS Feeds
Hello, this is a sample text to show how you can display a short information about you and or your blog. You can use this space to display text or image introduction or to display 468 x 60 ads and to maximize your earnings.

de espola

0 Comments »

sumisa a traves del espejo

Siempre había estado ahí, esa molesta sensación de insatisfacción. Era un vacío pequeño, podía ser perfectamente del tamaño de un agujerito por el que solo pasa la cabeza de una alfiler, sin embargo por el se estaban escapando todos sus deseos insatisfechos, y su sonrisa no era perfecta. Su sonrisa, era una boca pequeña capaz de expresar emociones incluso antes que su mirada, y su mirada... bueno su inocencia y su bondad en aquellos hermosos ojos azules, escondían todo detrás; deseo, fantasías, morbo, sueños, anhelos...

¡Tenía mucho que ofrecer! estaba dispuesta a entregar mucho más de algo. Fuera lo que fuese ese algo, que olvidado en su ser, la hacía sentir plenamente insatisfecha fingiendo estar completa.

Y entonces llegó el día en que su curiosidad resonó al unisono con el deseo que sentía, y las señales que la vida le ofrecían atrayendola a su felicidad no descubierta, la llevaron sin saberlo a los brazos de aquella persona que completaría su hueco, que la acogería en sus brazos y que arrodillaría poco a poco su mente, su cuerpo, su alma, y moldeandola entre sus manos, su esencia más pura y significante, su sumisión.

Con tres simples e irónicas palabras, se adentró en su mundo, se puso bajo el acecho de alguien tan vacío y necesitado de sentirse completo como ella. "Ich habe dich" Nunca olvidaras esas palabras, probablemente tampoco ese momento en el que tu mundo chocó con lo que buscabas inconscientemente, ni esa sensación de euforia y excitación al descubrir que todo te hacía sentir morbosamente atraida.

"Ich habe dich"... "Yo te tengo" Yo te encontre, Yo te escuche, Yo te comprendí, Yo te sonreí y te hable, puse nombres a cosas que sentías, a cosas que pensabas, y a cosas que desconocías, Yo te di un nombre y te hice mía, hermosa, con tu sonrisa, Mi sumisa.  

Y allí estabas, reflejada en un espejo arrodillada, con el collar ceñido a tu cuello, con tus talones acomodando tu perfecto culito, con tus manos extendidas desde el espejo, tu reflejo te llamó, y sencillamente atravesaste aquel espejo.



00.57

0 Responses to "de espola"

Poskan Komentar