Subscribe to our RSS Feeds
Hello, this is a sample text to show how you can display a short information about you and or your blog. You can use this space to display text or image introduction or to display 468 x 60 ads and to maximize your earnings.
0 Comments »

de Saba #002 - El Rey y la reina de Saba


El Rey de Saba llevaba largo tiempo sin salir del salón del trono, su reino se convertía en un oasis dejado de toda su preocupación y empeño en hacer de él un prospero vergel, todo parecía tan decadente y estancado como su mirada, triste y vacía. Los consejeros y amigos ya no sabían que hacer, se había abandonado a la dejadez, casi como si deseara morir poco a poco apagandose como si fuera una vela consumiendose.

Un día, llegó al reino una hermosa mujer, había viajado a través de los desiertos de la desesperación, pozas de arenas movedizas en las que no había vida alguna, su abnegación la había ayudado a cruzarlas, como tambien cruzó las montañas que guardaban protegido la ciudad-oasis del Rey de Saba, y finalmente, a través de los verdes campos de hierba y palmeras con dulces aguas estancadas, había llegado a las puertas del reino donde las traspuso y como fuera siempre costumbre fue presentada ante el desgastado Monarca.

Ella cayó de rodillas y no se movió, el cansancio, el hambre, la sed, las penurias de su viaje la habían dejado debil y vulnerable, y aceptando su destino simplemente llegó al fin de su viaje hasta los pies de aquel Rey igualmente mortificado. Los ojos de Él la escrutaron largo tiempo, examinando la belleza de su piel suave a simple vista, la solemnidad y hermosura de sus ojos trás las ojeras de preocupación y cansancio, siguiendo la sinuosidad de sus curvas, y en un exámen más profundo, leyó su alma y durante días así permanecieron, ella con su mirada fija en Él y Él perdido en sus ojos, y entre ellos sin palabras se fue haciendo el entendimiento entre sus torturadas almas. Reconocieron su propia abnegación, su fuego apasionado por las pequeñas cosas de la vida y por las que creaban su paso por ella y comprendieron que el destino los había hecho encontrarse para comenzar un renacimiento.

De sus propias cenizas, trás días de contemplativa reflexión, Él la alzó y la tomó en sus brazos para curar las heridas de su largo viaje, la alimentó, le dió ropas con las que sentirse segura y la protegió de su peor enemigo y durante todo ese proceso, ella la miraba llena de amor y respeto, y le  hizo ver la gratitud y la bondad de sus actos para que tampoco se perdiera en el abandono, y trás largo tiempo lucieron distintos, renovados, seres de luz y poderío entrelazados por las cadenas del destino, atada ella a su Ser, convertida en su reina, en su confidente, en su consorte y en lo que necesitara para seguir llenando aquel reino de maravillas.

Y el reinado de Saba nunca fue más prospero y feliz, había comenzado una nueva era para ambos en las que las infinitas posibilidades que se abrían ante ellos, eran un camino facil y sencillo que recorrer, porque ahora sabían que podrían lograr cualquier cosa juntos.
01.00

0 Responses to " "

Poskan Komentar